Quiénes somos

La Raposa es una iniciativa que surge de la inquitud de tres vecinas del barrio de Poble Sec en Barcelona que, al darnos cuenta de la necesidad de espacios públicos donde poder encontarnos y sentirnos cómodas, decidimos que la mejor respuesta sería crearlo y darle vida nosotras mismas.
  • Alba es arquitecta activista y docente de profesión.
  • Momo es cocinera y lectora incansable.
  • Natalia es diseñadora multimedia y amante de las cañas bien tiradas.

Las tres venimos de impulsar, desarrollar o participar activamente en proyectos feministas del barrio y de la ciudad de Barcelona, y en otros proyectos culturales y artísticos, así como de la restauración. Además todas nosotras convivimos o tenemos criaturas a cargo, lo que nos ha enseñado a tener y demandar espacios seguros de juego y desarrollo para ellas.

Con esta finalidad, hace unos meses en el espacio de La Electrodoméstica comenzamos a desarrollar unos vermuts musicales de domingo llamados La Gaupasera, en los que la calidad de lo servido (bebida y comida), los precios asequibles y el acompañamiento musical fueran las claves del evento. Después del éxito de los dos primeros, nos vimos en la necesidad de buscar espacios de mayor tamaño y trasladamos los vermuts a otros espacios afines en barrios como Gracia y El Gòtico, teniendo una gran afluencia de gente (hasta 300 personas) y sobre todo un feedback muy positivo.

A pesar del éxito de La Gaupasera, nuestra intención siempre ha sido seguir trabajando en el barrio de Poble sec, donde están nuestras redes, y poder ofrecer en un sitio fijo nuestros servicios. Y no sabemos si la casualidad o la buena suerte hicieron que uno de los espacios mas acogedores del barrio, el antiguo Espai Capra, nos ofreció el traslado de su local, propuesta que aceptamos sin dudar, ya que responde a cada una de nuestras necesidades e inquietudes.

La Raposa surge, pues, como respuesta a toda esta escasez de recursos o espacios y propone un lugar en el que tengan cabida todas las personas, con sus diversidades; y donde reflexionar de manera transversal sobre otros modelos de consumo, de participación y de vida, que permitan crear un mundo más justo para todas, haciendo especial énfasis en la dimensión de género y animalista.

 

Colectivos en los que algunas de nostras hemos participado:

A lo largo de nuestra trayectoria como activistas, hemos participado en proyectos como Babàlia (grupo de comaternidad y crianza compartida), la Xarxa de Criança del Poble Sec, Assemblea de Barri Poble Sec, Ateneu Cooperatiu La Base, La Electrodoméstica (espacio de saberes y cuidados compartidos), La Seca (grupo de consumo ecológico), La Creatura (redproductora feminista), BabyBloc (grupo de apoyo en manifestaciones o protestas), MiniTroc (proyecto de intercambio sin dinero), Poble Sec Feminista, El petit Edén (espacio de crianza), La Ciutat Invisible, La Gaupasera (proyecto de vermut musical transfeminista y antiespecista), La Pell de la Ciutat (cooperativa de urbanismo participativo), Assemblea campanya per l’Habitatge de Poble Sec, La Corrala (cooperativa de vivienda), La Eskalera Karakola (centro social autogestionado de mujeres), Autoinfo (colectivo de autoedición gráfica), Gráfica Feminista de Guerrilla…

 

Notas sobre la situación del barrio de Poble Sec y colindantes

  • Existe una escasez de locales de encuentro que no tengan como finalidad ofrecer servicios turísticos.
  • Inexistencia de librerías en el barrio y escasez a nivel ciudad de librerías feministas y antiespecistas.
  • Existencia de un único local específicamente vegano en todo el barrio.
  • Escasez de proyectos laborales autogestionados cuya estructura permita la conciliación de la vida y ponga a las personas en el centro.
  • Necesidad de espacios de relación basados en los principios éticos, solidarios y feministas de la economía.
  • Escasez de espacios en los que se puedan establecerse grupos de consumo autónomos.
  • Inexistencia en el barrio, y los barrios próximos, de locales transfeministas.
  • Inexistencia en la ciudad de locales antiespecistas.
  • Escasez de cooperativas de trabajo gestionadas por mujeres, lesbianas y personas trans.
  • Existencia de un tejido asociativo de barrio muy consolidado.
  • Existencia de una amplia red de grupos de crianza en el barrio.
  • Variedad de locales de venta de productos ecológicos y de proximidad.